Aire I

Viento

Por Martha María Lamarche (1900-1954)

Viento:
llegas tan fresco, suave y reposado,
que adormeciendo vas mi pensamiento.
Viento,
que las mejillas hazme refrescado,
de qué país tan bello
llegas alborozado?
¡Mira, como has puesto mis cabellos!
Viento,
inútil es que ahora al hogar
entres y hagas crujir el ventanal;
¿piensas tú que tu aullido he de temer?
me río y digo: ¡déjateme ver!
Viento,
mis manos y mis pies has vuelto fríos;
pero en mi pensamiento
voy musitando locos versos míos…


Publicado en Antología Poética Dominicana. Pedro René Contín Aybar. 1943. Librería Dominicana. Ciudad Trujillo.


florecitas

Regresar al índice de poemas de El Aire
Regresar al índice de Poemas de la Naturaleza