Campesino II

Llévame al Campo

Por Belkis M. Marte (1966-)

Al poder de sus entrañas,
Llévame al sonido de sus aguas
que no cesan de fluir,
al cacarear de sus gallinas,
al cantar de sus gallos,
al chillido de sus guineas,
y al ladrido de los perros vira latas
de mi abuela.
Llévame contigo al campo,
a esa loma que me saca
por los poros los brotes
de agua salada y bendita que llevo dentro.
Se me afloran los recuerdos
y me hacen analizar
las maravillas del mundo.
De los lugares por encima
y por debajo del mar.
Llévame al campo,
llévame a respirar
la diferencia entre la ciudad
bullosa y la ternura de la brisa
que ondea en la llanura que pisamos.
Llévame a disfrutar
del jugo de la caña negra,
bailando al sonido de una
maraca de peonías.
Peonías que pondré en el gas
de la lámpara para deleitarme.
pondré una flor de carolina sobre mi oreja.
Me deleitaré con el sabor de un banilejo entre comidas.
Disfrutaremos de cenar maravillas de mi patio
Guineos, plátanos rulos, junto con
moritas, berenjenas,
tomates y puerros de nuestro prado.
Llévame al campo,
que me abruma
la simple idea de no volver.
Vida llévame
al rocío de la mañana que
humedece mis sentidos.


Reproducido con permiso de la autora.


florecitas

Regresar al índice de poemas de La Vida en el Campo
Regresar al índice de Poemas de la Naturaleza
Regresar a las obras de Belkis M. Marte